Tutela de menores

Preguntas frecuentes

No. No necesita un abogado para ir a la corte. En California, hay cientos de miles de personas que van a la corte sin un abogado todos los años. Esto se llama representación "pro per" -- que es el término legal para una persona que se representa a sí misma sin un abogado. No obstante, algunos casos son complicados. Aquí es cuando un abogado puede ser muy útil.

Es posible que necesite un abogado si:

  • cualquier persona involucrada tiene un patrimonio con muchos activos;
  • cualquiera de las personas involucradas vive fuera de California;
  • hay otras actuaciones legales que se están llevando a cabo al mismo tiempo;
  • cualquiera de las personas involucradas tiene necesidades especiales (discapacidad física/emocional);
  • cualquiera de las personas involucradas es un miembro de las Fuerzas Armadas; o
  • cualquiera de las personas involucradas es indígena norteamericano (en cuyo caso se pueden llegar a aplicar leyes federales).

Los abogados están capacitados para investigar la intención de las leyes y las decisiones judiciales, y aplicar la ley a sus circunstancias específicas. Además de su capacidad para investigar las leyes, un abogado en general:

  • tendrá familiaridad con las reglas y procedimientos de la corte;
  • sabrá cuándo hará falta obtener testimonio, y cómo preparar a los testigos para un juicio;
  • sabrá cuándo hará falta obtener el asesoramiento de un experto, consultor o investigador, dónde encontrar a dicha persona y aproximadamente cuánto pagarle; y
  • tendrá experiencia con las distintas estrategias para presentar en forma efectiva un caso ante la corte.

Si no tiene dinero para contratar a un abogado, puede haber varias opciones para obtener ayuda.

  1. Cada corte superior de California cuenta con ayuda legal disponible para casos de derecho familiar y reclamos menores. Varias cortes superiores también pueden ayudarlo con otros temas legales. Determina cuáles son los servicios disponibles en su corte.
  2. Muchas ciudades de California tienen oficinas de ayuda legal. Las agencias de ayuda legal son organizaciones sin fines de lucro que brindan servicios legales gratuitos a personas por debajo de un cierto nivel de ingresos. Encontra las oficinas de ayuda legal en su zona y averigua qué áreas del derecho cubren.
  3. Si usted no tiene mucho dinero pero la otra parte sí lo tiene, la corte puede ordenarle a la otra parte que pague una parte de los honorarios de su abogado. (Tiene que averiguar por esto en la corte. No es un proceso automático.)
  4. Muchos colegios de abogados tienen paneles de medios modestos, que están compuestos por abogados que cobran honorarios reducidos en ciertos tipos de casos. (Para esto, averigüe dónde está su colegio de abogados local y pida ayuda.)
  5. Quizás pueda encontrar un abogado que lo asesore para representarse a sí mismo (esto se llama "entrenar") o que solo se haga cargo de las partes más complicadas de su caso (y le cobre solo por ellas). Esto se llama "representación de alcance limitado" o "servicios legales desagrupados". (Su colegio de abogados local puede tener una lista de abogados que dan representación de alcance limitado.)

En general los abogados se especializan en una cierta área del derecho. Se pueden especializar en derecho civil o penal, derecho de quiebras, derecho de ancianos, derecho familiar, etc. Cuando consulte con un abogado, es importante saber cuál es su especialidad.

NOTA: Un abogado no puede representarlo en la corte de reclamos menores, pero pueden ayudar a prepararse para su caso.

Si decide contratar a un abogado, es importante que sepa:

  • qué va a pagar;
  • cuánto le costará, y
  • cuándo tendrá que pagar su cuenta.

Quizás le convenga hablar con varios abogados antes de contratar a uno.

También puede encontrar abogados en las páginas amarillas de su directorio telefónico o en la Internet.

Hay algunos padres que aman mucho a sus hijos pero se encuentran en una situación donde no pueden cuidarlos de la manera que se merece.

Razones por las que puede ser mejor que un menor de 18 años de edad no viva con sus padres:

  • Quizás uno o ambos padres sufran de una enfermedad física prolongada;
  • Quizás uno o ambos padres estén en las Fuerzas Armadas y cumpliendo servicio en el extranjero;
  • Quizás uno o ambos padres tengan que ir a un programa de rehabilitación por un tiempo;
  • Quizás uno o ambos padres van a estar encarcelados por un tiempo;
  • Quizás uno o ambos padres tienen un problema de drogadicción o alcoholismo;
  • Quizás uno o ambos padres tienen problemas para controlar su ira;
  • O quizás haya una razón completamente distinta.

En California, hay leyes que definen el "mejor interés" de ese menor.

Uno de ellos es el derecho a que el menor sea criado en un ambiente permanente, seguro, estable y acogedor. (Código Testamentario de California, sección 1610)

Para determinar el mejor interés del menor, una corte considerará:

  • Cualquier antecedente de maltrato por parte de uno de los padres o de la persona que quiere obtener custodia del menor;
  • El uso habitual y/o continuado de sustancias ilegales o alcohol por parte de la persona que quiere obtener la custodia del menor, o por parte de los padres.
  • Y otros factores que se presenten a la corte.
  • La corte considerará los deseos del menor, en la medida que tenga edad suficiente y capacidad para razonar (Código de Familia de California, secciones 3011 y
    3020

En California, las leyes también definen lo que es "perjudicialpara el menor.

Uno de los factores que se considera perjudicial para el menor es la presencia violencia en el hogar. La ley también cita el daño de sacar al menor de un ambiente estable donde haya una persona que asumió el rol cotidiano de padre, satisfaciendo tanto las necesidades físicas como psicológicas de cuidado y afecto del menor, y que esa persona haya cumplido ese rol por un periodo de tiempo sustancial. La determinación de “perjudicial” no tiene que estar acompañada de una determinación de falta de idoneidad por parte de los padres. (Código de Familia de California, sección 3041)

Bajo la ley de California, hay varias maneras de ayudar a un menor, hasta que cumpla 18 años de edad, cuyos padres no pueden cuidarlo, como por ejemplo:

  • Acuerdos privados. Los padres pueden llegar a un acuerdo privado con otra persona para que cuide del menor. Sería conveniente poner el acuerdo por escrito, dando al cuidador “custodia” del menor. También sería bueno indicar que el cuidador tiene derecho a obtener ayuda médica para el menor en caso de emergencia.

Nota: El cuidador o los padres pueden cancelar este acuerdo en cualquier momento.

  • Declaración jurada de autorización del cuidador. Si el cuidador está emparentado con el menor, puede llenar y presentar un formulario llamado “Declaración jurada de autorización del cuidador”. Esta autorización permite que el cuidador pueda inscribir al menor en la escuela y obtener tratamiento médico.

Si el cuidador no está emparentado con el menor, y llena y firma este formulario, podrá inscribir al menor en la escuela y permitir que reciba atención médica escolar.
(Código de Familia de California, secciones 6550 a 6552)

Obtenga una Declaración jurada de autorización del cuidador e instrucciones para llenarla.

Nota: El cuidador o los padres pueden cancelar esta declaración jurada en cualquier momento.

  • Poder legal. Los padres podrían darle al cuidador autorización para hacer ciertas cosas específicas, como inscribir a su hijo en la escuela o ir al médico, dándole al cuidador un poder legal. Éste es un documento legal firmado y notarizado, pero no es una orden de la corte, así que otras personas (como administradores escolares o médicos) no están obligados a reconocerlo.

Nota: El cuidador o los padres pueden cancelar el poder legal en cualquier momento.

  • Tutela conjunta. Si un padre fue diagnosticado con una enfermedad terminal, puede pedirle a la corte que nombre a un tutor conjunto para compartir el cuidado y la responsabilidad por su hijo. Si llegara a fallecer, el tutor conjunto se convertiría automáticamente en el tutor legal único del menor y no haría falta ninguna medida adicional por parte de la corte. (Código Testamentario de California, sección 2105(f)
  • Otros arreglos financieros. Un cuidador puede solicitar que se realicen arreglos financieros para los bienes heredados o recibidos por el menor.

Por ejemplo, se podría establecer una cuenta bloqueada (un tipo especial de cuenta bancaria que requiere la orden de un juez antes de que se pueda retirar dinero de la misma) o un fideicomiso, u otra manera de proteger dichos bienes sin necesidad de un tutor.

Nota: La mayoría de los bancos, compañías de seguro y cortes no le darán dinero a un menor de 18 años de edad a menos que haya un tutor.

  • Tutelas legales. Un posible cuidador podría solicitar la custodia y responsabilidad legal por el menor, incluyendo su alimentación, vestimenta, educación, seguridad y atención médica.

PARA PODER SER UN TUTOR LEGAL HAY QUE PRESENTAR DOCUMENTOS LEGALES ANTE LA CORTE, COMPARECER EN UNA AUDIENCIA Y SER NOMBRADO TUTOR POR UN JUEZ.

Nota: Ni el tutor ni los padres puede cancelar la tutela sin una orden de la corte.

Si no está seguro de cuál es la opción que más le conviene, consulte con un abogado privado. Encontra a un abogado.

De acuerdo a la ley de California, es en el “mejor interés del menor que sea criado en un ambiente permanente, seguro, estable y acogedor”. (Código Testamentario de California, sección 1610

Para determinar “el mejor interés de un menor” de 18 años de edad, la corte considerará:

  • la salud, seguridad y bienestar del menor;
  • cualquier antecedente de maltrato por parte de un padre o de la persona que quiere la custodia, ya sea contra el menor, el otro padre o cualquier otro cónyuge, cohabitante o persona con quien haya tenido una relación de noviazgo;
  • el uso habitual y/o continuado de sustancias ilegales o alcohol.
  • La corte también considerará los deseos del menor, en la medida que tenga edad suficiente y capacidad para razonar. (Código de Familia de California, secciones 810 a 812
  • Además, la corte puede establecer que hay otra información pertinente para determinar el mejor interés del menor. (Código de Familia de California, secciones 3011 y 3020)

La ley de California también define cuando algo es “perjudicial para el menor”, como por ejemplo:

  • violencia en el hogar donde reside el menor.
  • el daño causado por separar a un menor de un entorno estable con una persona que ha asumido el papel cotidiano de padre y ha satisfecho las necesidades físicas y psicológicas del menor por un periodo sustancial.
  • La determinación de “perjudicial” no tiene que estar acompañada de una determinación de falta de idoneidad de los padres. (Código de Familia de California, sección 3041)

Casi cualquier persona de más de 18 años de edad puede ser un tutor legal, si la corte decide que dicha persona puede brindar el cuidado y ser guía apropiada para el menor.

  • La corte hará una verificación de antecedentes de la persona que quiere ser tutor para asegurarse que no haya nada que pueda ser perjudicial para el menor.

Generalmente, el tutor será alguien que el menor ya conozca bien:

  • un familiar;
  • amigos de la familia; u
  • otra persona interesada.

Si una pareja casada va a vivir con un menor que no es su hijo, uno o ambos cónyuges pueden solicitar ser tutores.

  • En California no hay preferencia legal para la custodia conjunta.

No siempre es fácil criar a un niño. Estas son algunas cosas a considerar al elegir a un tutor para su hijo:

  • ¿El posible tutor tiene la madurez, experiencia, temperamento, paciencia y energía para cuidar del menor?
  • ¿El posible tutor es suficientemente joven o tiene la edad suficiente para ser un buen cuidador del menor?
  • ¿Tiene los recursos materiales, emocionales y comunitarios para cuidar del menor?
  • ¿El posible tutor tiene un interés genuino en el bienestar del menor?
  • ¿El posible tutor comprende las necesidades emocionales del menor?

NOTA:  EL TUTOR SERÁ RESPONSABLE FRENTE A LA CORTE POR EL BIENESTAR DEL MENOR.

A veces hace falta contar con documentos de tutela durante el periodo en que la corte está considerando la solicitud de tutela general. Por ejemplo:

  • el menor puede necesitar una intervención médica costosa y la compañía de seguro no cubrirá el servicio si el menor no es un dependiente del asegurado;
    si el padre del hijo no tiene hogar, está usando drogas, se comporta como un loco o amenaza con secuestrar al menor del tutor propuesto.  El tutor propuesto puede pedir ayuda a la policía, pero la policía no puede hacer nada si no cuenta con una orden y cartas de tutela;
    el padre custodial del menor es a su vez menor de edad.

En otros casos, el tutor propuesto puede simplemente necesitar más tiempo para resolver un problema, como por ejemplo hacer la entrega legal de documentos a todas las personas con derecho a saber que se presentó un caso de tutela.

En estos tipos de casos, se le puede solicitar a la corte que nombre a un tutor temporal. En el momento del nombramiento, el peticionario tiene que mostrar “buena causa”. (Código Testamentario de California, sección 2250(b))

Obtenga más información sobre cómo usar formularios interactivos.

En California hay que llenar y presentar 4 formularios para solicitar un nombramiento de tutor temporal:

  • Petición para nombrar al tutor temporal de un menor (formulario GC-110(P)
  • Orden nombrando a un tutor temporal (formulario GC-140
    Vea las instrucciones para este formulario (en inglés).
  • Cartas de tutela temporal (formulario GC-150
    Vea las instrucciones para este formulario (en inglés).
  • Adjunto al formulario del Consejo Judicial (formulario MC-025 )
    Vea las instrucciones para este formulario (en inglés).
Use este formulario para sus adjuntos a otros formularios, de ser necesario.

Una vez que haya llenado todos los formularios a su mejor saber y entender, pídale a un secretario de la corte que revise sus documentos para asegurarse que todos se hayan llenado correctamente. Cuando sus documentos estén listos, llévelos junto con los formularios llenados de petición de la tutela general a la oficina del secretario para presentarlos.
Obtenga información sobre dónde presentar sus formularios en su condado.

NOTA: Esto no es un sustituto de la tutela general, y hay que presentar la solicitud junto con la petición de tutela general. La tutela temporal terminará cuando la corte nombre al tutor general.

Existen situaciones en que una mujer embarazada está en prisión, está severamente discapacitada de alguna manera, o se encuentra en una condición tal que hace que otra persona quiera solicitar custodia del bebé.

Un peticionario puede solicitar al tribunal que sea nombrado guardián de un niño no nacido, pero la tutela no entrará en vigor hasta después del nacimiento del niño.

Bajo la ley de California, casi todas las personas solteras menores de 18 años de edad tienen que contar con un adulto responsable por su cuidado. Si el menor no tiene un padre legal que pueda asumir el papel de adulto responsable, puede necesitar un tutor legal.

Una persona puede ser un tutor legal sólo si presenta documentos legales ante la corte, comparece en una audiencia y es nombrado tutor por un juez. Existen dos tipos de tutelas:

  1. "tutela de la persona" (custodia legal) y
  2. "tutela del patrimonio" (responsabilidad legal para administrar los bienes del menor).

A menos que los bienes del menor superen los $5,000.00, la mayoría de las tutelas serán solamente para la custodia y el cuidado del menor.

Es muy importante distinguir tutela de adopción.

  • La adopción es un proceso legal que da por terminados permanentemente los derechos y responsabilidades de los padres biológicos sobre el menor. Los padres adoptivos se convierten en los padres legales.
  • Por el contrario, una tutela establece una relación legal entre el tutor y el menor, pero mantiene intacta la relación legal entre los padres biológicos y su hijo. Los padres biológicos siguen siendo los padres legales, pero sus derechos de paternidad quedan suspendidos durante el periodo de la tutela

Como cualquier otra orden de custodia de los hijos, una orden de tutela se puede modificar en cualquier momento cuando sea en el mejor interés del menor.

De conformidad con la ley de California, el tutor legal que tiene custodia de una persona menor de 18 años de edad tiene que cuidar y controlar al menor. Esto incluye darle comida, vestimenta, un lugar para vivir, educación, atención médica y dental, y estar a cargo de la seguridad, protección, y crecimiento físico y emocional del menor.

  • El tutor tiene custodia legal y física completa del menor. Los derechos del padre para tomar decisiones en nombre del menor quedan suspendidos. Por supuesto, en la mayoría de los casos sería mejor que el tutor mantenga una relación cordial con los padres del menor, si es posible.
  • El tutor es responsable por tomar las decisiones básicas sobre la educación del menor.  El tutor decide dónde va a ir a la escuela el menor, y en qué programas va a participar.
  • El tutor decide dónde va a vivir el menor. En general, el menor vivirá con el tutor, pero el tutor puede decidir que es mejor que el menor viva en otro lado.
    • El tutor tiene que obtener permiso de la corte antes de permitir que el menor vuelva a vivir con sus padres.
    • El tutor también tiene que obtener permiso de la corte antes de mudarse con el menor fuera del estado de California.
    • Si la corte les da permiso al tutor y al menor para que se muden a otro estado, el tutor tiene que establecer una tutela en su nuevo estado.
  • Si el menor no ha cumplido todavía 14 años de edad, el tutor puede tomar todas las decisiones médicas, dar permiso para tratamiento médico y prestar consentimiento a cirugía.
    • El tutor no puede prestar consentimiento a cirugía si el menor ya cumplió 14 años de edad, a menos que:
      1. tanto el menor como el tutor presten consentimiento a la cirugía, o
      2. el tutor obtenga una orden de la corte para hacer la cirugía, o
      3. la cirugía sea de emergencia.
  • Un tutor puede obtener consejería o terapia para el menor.
    • Generalmente el tutor no puede internar al menor en un establecimiento de salud mental sin su consentimiento.
    • Para internar al menor en un establecimiento de salud mental sin su consentimiento, tiene que conseguir un nombramiento especial como tutor de salud mental por medio de un acto procesal de tutela de adultos.
    • Si el menor tiene por lo menos 12 años de edad, puede también prestar consentimiento para su propio tratamiento en ciertas circunstancias.
  • Los padres del menor tienen el deber de mantener económicamente a su hijo, aunque tenga un tutor. El tutor no está obligado a mantener al niño de sus propios fondos, ni tampoco puede usar el dinero del niño para mantenerse a sí mismo, a menos que la corte lo ordene o autorice.
    • Se puede contactar a la agencia local de manutención de los hijos para que les cobre la manutención a los padres del menor.
    • El menor quizás pueda también cobrar beneficios como TANF (Ayuda Temporal para Familias Necesitadas), beneficios del Seguro Social, del Departamento de Asuntos de Veteranos o de Bienestar de Menores Indígenas Norteamericanos.
  • La corte también puede asignar al tutor responsabilidades adicionales, como:
    • asistir a consejería o clases de crianza,
    • obtener ciertos servicios para el menor, o
    • seguir un plan de visitas programadas entre el menor y sus padres u otros familiares.

El tutor de un patrimonio es una persona elegida por la corte para supervisar el dinero y los bienes del menor, es decir su “patrimonio”. Los deberes del tutor de un patrimonio son: administrar el dinero del menor, hacer inversiones inteligentes y administrar cuidadosamente los bienes del menor.

  • A más tardar, a los 90 días de recibir el nombramiento de tutor tiene que presentar informes financieros ante la corte, incluyendo un inventario y valuación firmada por un árbitro testamentario que muestre el valor de los activos del patrimonio.
    • El tutor tiene que juntar y hacer una lista de todos los bienes del menor, y encontrar, obtener y proteger todo el dinero y los bienes que formen parte del patrimonio; después
    • poner todos los bienes a nombre del patrimonio; y
    • para el caso de bienes raíces (bienes inmuebles), registrar copias de las Cartas de tutela (formulario GC-250) ante el Registrador de cada condado donde el menor posea bienes raíces.  Ver el instruciónes para este formulario.
    • El tutor tiene que determinar el valor de los bienes del menor. Para hacerlo, tiene que contratar a un árbitro nombrado por la corte, llamado “árbitro testamentario”, quien calculará cuánto valían los bienes a la fecha en que lo nombraron como tutor.
    • Tiene que hacerlo a menos que la corte le indique explícitamente lo contrario.
    • El tutor, no el árbitro testamentario, tendrá que calcular el valor de ciertos “bienes en efectivo”.
  • El tutor del patrimonio tiene que mantener todo el dinero y los bienes del menor separados del dinero de todos los demás, incluso del suyo. A menos que haya una orden de la corte, un tutor no puede:
    • pagarse a sí mismo o a su abogado;
    • donar cualquier parte del patrimonio;
    • pedir dinero prestado del patrimonio; o
    • gastar el dinero del patrimonio.
  • Si el menor tiene un padre que todavía está vivo, o si el menor recibe dinero o puede obtener manutención por otros medios, el tutor tiene que solicitarle permiso a la corte para poder usar el dinero del patrimonio para pagar el sustento, mantenimiento o educación del menor.
  • El tutor puede presentar una petición explicando por qué tiene que usar el dinero del patrimonio para dar sustento al menor. En general, la corte le dará permiso para usar el dinero del menor por menos de un año, y sólo para ciertos gastos específicos.
  • El tutor tiene que llevar un registro exacto y completo de cada una de las transacciones financieras que haga con los bienes del patrimonio. Anote todo el dinero que entra y todo el dinero que sale, y guarde recibos de todo lo que compre usando dinero del patrimonio.
  • El tutor tiene que preparar un informe, llamado “contabilidad”, de:
    • todo el dinero recibido y todo el interés devengado,
    • todo el dinero que el tutor gastó, y para qué lo gastó,
    • la fecha de cada transacción,
    • el propósito de cada transacción, y
    • el saldo después de haber pagado los gastos del patrimonio. (Código Testamentario de California, sección 1061, “Resumen de cuenta”- contenido, formato).
  • 1 año después de haber sido nombrado, el tutor del patrimonio tiene que presentar una petición para solicitarle a la corte que examine y apruebe la contabilidad del tutor. Este proceso se tiene que volver a repetir cada 2 años.
    • El tutor puede tener que explicarle a la corte lo que gastó y por qué.
    • El tutor tiene que proporcionar todos los recibos y documentos financieros necesarios para explicarle a la corte todas las transacciones efectuadas.
    • Si el tutor no presenta una contabilidad, la corte le puede ordenar que lo haga.
    • La corte también puede retirar a un tutor por no haber presentado su contabilidad. Para obtener una explicación sobre el formato y presentación de la contabilidad ante la corte, el tutor puede consultar el Código Testamentario de California, secciones 1061 a 1064). 
  • La corte también puede exigir que el tutor del patrimonio obtenga y/o mantenga cobertura de seguro para los bienes del patrimonio.

Una persona será el tutor legal de un menor sólo después de que:

  1. haya presentado los documentos legales ante la corte;
  2. comparezca en una audiencia de la corte;
  3. sea nombrado tutor por el juez, y
  4. obtenga las Cartas de tutela firmadas por el secretario de la corte.

En California, cuando la corte otorga custodia de un menor de 18 años de edad, o de su patrimonio, o ambos, a un pariente suyo u otro cuidador mayor de edad, esto se llama tutela legal de menores. El tutor tendrá la autoridad para tomar las decisiones que un padre podría tomar por su hijo, y también asumir ciertos deberes y obligaciones relacionadas con el cuidado y control del menor.

El proceso se inicia cuando alguien presenta los documentos de solicitud de tutela ante la corte. Un investigador de la corte entrevistará a los padres, al menor y al posible tutor, y le hará una recomendación al juez. El juez examinará el caso y decidirá si va a nombrar al tutor, generalmente después de una audiencia. La corte tiene que determinar que el nombramiento es en el mejor interés del menor.

En California, el proceso utilizado por la corte para establecer una tutela legal de menores incluye 3 pasos básicos:

  1. Alguien presenta los documentos para solicitar la tutela ante la corte testamentaria;
  2. La corte puede asignar a un investigador para entrevistar a los padres, al menor y al posible tutor, y después hacerle una recomendación al juez;
  3. El juez examinará el caso y decidirá si va a nombrar al tutor, generalmente después de la audiencia.

    NOTA: El sistema de la corte es pasivo. No iniciará el caso, ni hará el seguimiento del caso después de nombrar al tutor.

Los casos de tutelas de menores se manejan a través de la división testamentaria de la corte superior del condado donde vive el menor.

No obstante, si hay una orden de custodia existente en otro condado, por ejemplo como resultado de un caso de divorcio u otro caso de la corte familiar, tiene que presentar sus documentos en ese condado.

Obtenga una lista de cortes, y sus ubicaciones en su condado.

En California hay tres divisiones de la corte que pueden estar involucradas en casos de menores:

El propósito de las tutelas de menores en la corte testamentaria es proteger los derechos del menor.

  • En la corte testamentaria, el juez no se fija en el riesgo de lesión física o maltrato del menor, tal como se hace en un caso de la corte de dependencia de menores.
  • En la corte testamentaria, el juez no hace un esfuerzo para reunificar a la familia y no dicta órdenes con un cronograma de reunificación familiar, tal como se hace en la corte de menores.

No obstante, la corte tiene autoridad para otorgar derechos de visitación a los padres del menor que es objeto de la tutela.

Cuando se presenta un caso de tutela de menores, los familiares del menor, y otras personas involucradas en su vida, tienen el derecho de ser informadas. Esto se conoce a veces como “proceso debido”, y es un derecho básico garantizado por la Constitución de los Estados Unidos.

Antes de que un juez pueda otorgar una orden de tutela, tiene que estar seguro que todos hayan recibido una copia de los documentos de la corte a tiempo para concurrir a la audiencia y contar su versión de los hechos. El juez se fijará en ciertos formularios llamados "Prueba de entrega". Hay que llenar un formulario de Prueba de entrega o "Declaración de diligencia debida" para cada persona que tenga el derecho a recibir la entrega legal de los documentos.

En los casos de tutelas de menores, se debe hacer la entrega legal a las siguientes personas:

  • ambos padres del menor (o la persona que tiene al presente la custodia legal del menor);
  • cualquier persona que los padres hayan nombrado para ser tutor del menor;
  • el menor, si tiene por lo menos 12 años de edad;
  • todos los abuelos del menor, en ambas ramas de la familia (los padres del padre y de la madre);
  • todos los hermanos y hermanas del menor (o medios hermanos y medias hermanas por parte del padre o de la madre);
  • cualquier adulto con quien el menor esté viviendo.

Una manera de demostrarle al juez qué parientes recibieron la entrega legal es haciendo un simple cuadro. El cuadro puede incluir el nombre de la persona, su relación con el menor y su dirección.  Por ejemplo:

Relación Nombre Dirección
     
Madre del menor Escriba su nombre Escriba su dirección
Su madre (la abuela) Escriba su nombre Escriba su dirección
padre (el abuelo) Escriba su nombre Escriba su dirección
     
Padre del menor Escriba su nombre Escriba su dirección
Su madre (la abuela) Escriba su nombre Escriba su dirección
Su padre (el abuelo) Escriba su nombre Escriba su dirección
     
El menor
(si tiene por lo menos 12 años de edad)
Escriba su nombre Escriba su dirección
     
Hermano (si hubiera) Escriba su nombre Escriba su dirección
Hermana (si hubiera) Escriba su nombre Escriba su dirección
Agregue todas las líneas que necesite…    
  • Si no conoce el nombre del padre, escriba “unknown” (desconocido) en el espacio para su nombre, y para los nombres de sus abuelos paternos.
  • Si cualquiera de estas personas ha fallecido, escriba “deceased” (difunto) junto a su nombre.
  • Si uno de los familiares está en la cárcel o en prisión, igualmente habrá que hacer la entrega legal.
  • Si uno de los familiares no tiene hogar o es vagabundo, llene una "Declaración de diligencia debida" para esa persona.
  • Si no sabe dónde viven una o más de estas personas, la corte espera que redoble su esfuerzo para encontrarla(s). Sabe cómo decirle a la corte que hizo todo lo que pudo para encontrarla(s).

En casos de tutelas de menores, puede usar el formulario general llamado Declaración (formulario MC-030) para colocar su cuadro como una “Declaración de todas las personas relacionadas con el menor”.

Si va a usar un formulario MC-030 para hacer una “Declaración de diligencia debida”

DESPUÉS DE HABER ESCRITO TODO LO QUE TENÍA QUE DECIR…

Presente la “Declaración” (junto con los formularios de “Prueba de entrega” que se llenaron para los parientes que pudo encontrar) en la oficina del secretario de la corte.

Cuando se presenta un caso de tutela de menores, los familiares del menor, y otras personas involucradas en su vida, tienen el derecho de ser informadas. Esto se conoce a veces como “proceso debido”, y es un derecho básico garantizado por la Constitución de los Estados Unidos.

Antes de que un juez pueda otorgar una orden de tutela, tiene que estar seguro que todos hayan recibido una copia de los documentos de la corte a tiempo para concurrir a la audiencia y contar su versión de los hechos. El juez se fijará en ciertos formularios llamados “Prueba de entrega”. Hay que llenar un formulario de Prueba de entrega o "Declaración de diligencia debida" para cada persona que tenga el derecho a recibir la entrega legal de los documentos.

En los casos de tutelas de menores, se debe hacer la entrega legal a las siguientes personas:

  • ambos padres del menor (o la persona que tiene al presente la custodia legal del menor);
  • cualquier persona que los padres hayan nombrado para ser tutor del menor;
  • el menor, si tiene por lo menos 12 años de edad;
  • todos los abuelos del menor, en ambas ramas de la familia (los padres del padre y de la madre);
  • todos los hermanos y hermanas del menor (o medios hermanos o medias hermanas por parte de la madre o del padre);
  • cualquier adulto con quien el menor esté viviendo.

Si no sabe dónde viven una o más de estas personas, la corte espera que redoble su esfuerzo para encontrarla(s).  Por ejemplo, se supone que consultará el directorio telefónico del área donde vivía la persona la última vez que tuvo contacto con ella. Se supone que averiguará en el correo para ver si la persona dejó una dirección para que reenvíen su correspondencia, y que consultará con el Departamento de Vehículos Motorizados y el Registrador de Votantes para averiguar cuál fue el último condado donde residió. Se supone que se pondrá en contacto con el último lugar conocido de empleo de la persona, y con sus parientes, amigos y conocidos.

Si se ha puesto en contacto con todas estas personas y agencias, y aún así no ha podido encontrar a la persona para hacerle la entrega legal de los documentos de la corte, tiene que informarle a la corte llenando y presentando una “Declaración de diligencia debida”. (“Diligente” quiere decir un esfuerzo continuo, honesto y enérgico. Por lo tanto, en este contexto “diligencia debida” quiere decir hacer una búsqueda tan cuidadosa y minuciosa como la que haría una persona razonable bajo estas circunstancias.)

Algunas cortes tienen formularios locales de “Declaración de diligencia debida” que puede usar para informarle a la corte lo que hizo para ponerse en contacto con cada persona.

Si vive en el condado de Contra Costa, CA, puede usar el formulario local:

  • Declaración con respecto al aviso (formulario GC-02

Si su corte no tiene un formulario local, puede usar el formulario general:

DESPUÉS DE HABER ESCRITO TODO LO QUE TENÍA QUE DECIR…

Presente la “Declaración” (junto con los formularios de “Prueba de entrega” que se llenaron para los parientes que pudo encontrar) en la oficina del secretario de la corte.

En la mayoría de los casos tendrá que pagar honorarios para presentar documentos ante la corte.

Si una persona no puede pagar las cuotas de presentación de la corte, puede presentar formularios y pedir permiso para no pagar parte o todas las cuotas y costos de la corte. Esto se llama una “exención” de cuotas, y puede obtener un paquete de formularios en la corte sin cargo, o también descargarlos de este sitio Web.

La elegibilidad para la exención de cuotas depende de los ingresos de su unidad familiar o si recibe ayuda pública. Si una persona solicita una exención de cuotas pero se determina que no está calificada, tendrá que pagar las cuotas de presentación correspondientes.

Para saber si está calificado para recibir una exención de cuotas, lea:

  • Hoja de información sobre la exención de cuotas y costos de la corte (formulario FW-001-INFO S

Si está calificado para recibir una exención de cuotas, seleccione el formularios que necesita.

La Regla 1.100 de las cortes de California permite que abogados, partes, testigos, jurados u otras personas con una discapacidad puedan realizar solicitudes confidenciales de modificaciones a la corte.

Si tiene una discapacidad (tal como se define en la Ley de Norteamericanos con Discapacidades) y quiere solicitar una modificación, puede llenar una:

  • Solicitud de modificación para personas con discapacidades y Respuesta (formulario MC-410
  • También puede solicitar una modificación escribiendo una carta breve a la corte O
  • Puede ir a la corte, pedirle un formulario al secretario, llenarlo y devolvérselo al secretario ese mismo día.

Las solicitudes se pueden hacer en cualquier momento, si bien le tendría que dar a la corte, de ser posible, un aviso de por lo menos 5 días.

En general el menor vivirá con el tutor.

¿Qué pasa si el tutor se muda dentro de California?

  • Si el tutor se muda a otro lugar dentro de California, le tiene que comunicar a la corte su nueva dirección y número de teléfono de inmediato.
  • Aunque el tutor se mude a otro lugar dentro del mismo condado, tiene que darle a la corte su nueva dirección y número de teléfono de inmediato, presentando un:
  • Aviso de cambio de residencia (formulario GC-080

¿Qué pasa si el tutor se quiere mudar con el menor fuera de California?

  • El tutor tiene que obtener permiso de la corte antes de mudar al menor fuera del estado de California.
  • Si la corte le da permiso al tutor y al menor para que se muden a otro estado, el tutor tiene que establecer una tutela en su nuevo estado llenando una:
  • Petición para fijar residencia fuera del estado de California
    (formulario GC-085
y
  • Orden fijando residencia fuera del estado de California (formulario GC-090)

¿Qué pasa si el menor quiere obtener una licencia de manejar?

El tutor le puede dar permiso al menor para solicitar una licencia de manejar. O el tutor puede decidir que no quiere darle permiso.

  • Si el tutor permite que el menor obtenga su licencia, también tiene que obtener un seguro del carro para el menor.
  • Si el menor tiene un accidente al manejar, el tutor puede llegar a ser responsable por los daños causados por el mismo.

¿Qué pasa si el menor se quiere enlistar en las fuerzas armadas?

El tutor puede darle permiso al menor para enlistarse en las fuerzas armadas.

  • Si el menor se incorpora al servicio activo en las fuerzas armadas, la tutela se dará por terminada. La ley de California considera que el menor ya es un adulto (emancipado).

¿Qué pasa si el menor se quiere casar?

Tanto el tutor como la corte le tienen que dar permiso al menor para casarse.  

  • Si el menor se casa, la tutela de dará por terminada. La ley de California considerará que el menor ya es un adulto (emancipado).

Normalmente, la tutela durará hasta que ocurra una de las siguientes cosas:

  • El menor cumpla 18 años de edad;
  • El menor sea adoptado, se case o se enliste en las fuerzas armadas;
  • La corte dé por terminada la tutela;
  • Se nombre a otra persona como tutor (tutor sucesor); o
  • El menor fallezca.

La tutela elimina el derecho de los padres a tomar decisiones sobre la vida de su hijo. No obstante, no da por terminados en forma permanente los derechos de los padres. Esto quiere decir que aunque el tutor tiene ahora la custodia y es responsable por criar al menor, los padres siguen siendo los padres legales del menor.

Los padres pueden llegar a visitar y ver al menor, pero cuándo y cómo será determinado por el tutor (o por la corte). En algunos casos podrán recuperar la custodia de su hijo en el futuro si la corte determina que la tutela ya no es en el mejor interés del menor.

La visitación NO forma parte del caso de tutela de menores en forma automática. Es responsabilidad de las personas involucradas en el caso introducir el tema.

  • La corte se preocupa por el mejor interés del menor. Honrará el derecho del menor a tener visitación con un abuelo u otro familiar.

Para los padres:

Antes de la audiencia, sería una buena idea que el posible tutor y cada padre traten de llegar a un acuerdo informal sobre un horario de visitación con su hijo. Si no pueden llegar a un acuerdo, en la primera audiencia de tutela cada padre le puede decir al juez que quiere visitar a su hijo.

La corte testamentaria le puede ordenar al tutor que deje a los padres visitar o ponerse en contacto con su hijo, pero la corte también puede poner límites u otras condiciones a la visitación, como por ejemplo que sea supervisada.

La corte puede decidir cuándo, dónde, con qué frecuencia y bajo qué condiciones el padre puede visitar a su hijo, basándose en su determinación de cuál será el mejor interés del menor.

  • Es importante que note que una visitación ordenada por la corte no puede interferir o socavar la tutela.
  • Si el padre está encarcelado, puede haber programas especiales u organizaciones comunitarias (como Friends Outside) que pueden ayudar a coordinar las visitas.

Para abuelos:

En general, en California los abuelos no tienen el derecho legal de visitar a un menor que está viviendo con un tutor.

Si los abuelos quieren poder visitar al menor y el tutor no lo quiere permitir, los abuelos pueden pedirle al tutor que asista a mediación para tratar de llegar a un acuerdo.

También es posible presentar el problema en la corte.

Obtenga más información sobre tutela de menores en su condado.

Los padres tienen que seguir manteniendo a sus hijos económicamente cuando están bajo tutela. Además, es posible que se ordene a los padres pagar manutención de los hijos al tutor. El menor sigue pudiendo heredar dinero o recibir los beneficios del Seguro Social de sus padres.

El tutor del menor puede ser elegible para recibir ayuda económica para el menor. Estos beneficios pueden estar disponibles debido a la situación económica del menor y de sus padres, aunque la situación económica personal del tutor no lo califique para recibir ayuda gubernamental.